La compañía nipona gozaba de los derechos de la Champions y la Europa League, hasta ahora.

La UEFA anunció que su acuerdo de exclusividad con Konami había llegado a su fin y no habrá una renovación del contrato, por lo que la compañía ya no podrá utilizar las licencias de Champions League y Europa League.

Konami manifestó que buscará nuevas opciones a explorar y compensar esta ausencia de la importante licencia europea.